jueves, 7 de mayo de 2015

Rodaballo gratinado con salsa Holandesa, salteado de piña y salvia






Es un plato muy ligero y muy adecuado para ir haciéndonos el cuerpo para el veranito ya que con el calorcito no apetecen comidas pesadas y a la vez es un plato con muy buena presencia que puedes hacer para sorprender a tus invitados.
Es un plato muy completo y equilibrado al llevar proteínas, verduras y fruta.
Como sugerencia podemos añadir otras verduras al salteado como unos trocitos de patata o cebolla. 

Ingredientes
  • 2 filetes de rodaballo cortados por la mitad
  • 1 puerro
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 2 rodajas de piña natural sin el centro
  • Medio calabacín
  • Media zanahoria
  • Hojas salvia picadas
  • sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva virgen extra

Para la salsa holandesa:
  • 300 gr. de mantequilla
  • 4 yemas de huevo
  • 1 chorrito de txakolí, vino blanco o vinagre
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • sal


Elaboración
Pela la piña natural quitando toda la piel bien, descorazónala y corta dos rodajas. Cada rodaja la cortamos en trocitos pequeños de un centímetro y reservamos.

Pela la zanahoria y el calabacín. Corta la mitad de cada uno en cuadraditos pequeños. Ponlos a cocer en una cazuela con agua, sal y unas hojas de salvia. Cuando se ablanden un poco, retíralas del fuego y escúrrelas.

Limpia y pica el puerro en juliana fina. Ponlo a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva, agrega las hortalizas cocidas y saltéalas brevemente, por último agrega la piña, unas hojitas de salvia picada y rehoga dos minutos.

Para la salsa holandesa, pon las yemas en un bol de cristal, agrega un poco de vinagre y una pizca de sal. Coloca el recipiente al baño María (sin que hierva el agua) y bate bien. Vierte la mantequilla fundida poco a poco sin dejar de batir hasta que monte bien. Retiramos del fuego y una vez atemperada la salsa añadimos una cucharada de aceite de oliva virgen extra. RemovemosPrecalentar el horno a 180 grados.

Lava bien el rodaballo, saca los filetes, salpimiéntalos y pásalos brevemente por la sartén untada con un poco de aceite de oliva virgen extra. 

En una bandeja de horno cubierta de papel de hornear, coloca el salteado de piña.

Encima los filetes de rodaballo y cúbrelos con la salsa holandesa. 

Gratina hasta que la capa superior comience a dorarse, tardará en dorarse unos 5 minutos.

Cuando esté dorado sácalo del horno y el jugo de la bandeja lo mezclas con la cucharada de zumo de limón.

Emplata poniendo en el centro del plato un montoncito del salteado de piña, coloca encima dos filetitos de rodaballo gratinado y decora el plato con unas hojitas de salvia.

Por último rocía el plato con gotitas de la salsa de zumo de limón y piña.

Es un plato que sorprende por su sencillez y sabor. Espero que os guste.

2 comentarios:

Tus comentarios me alegran el día!! Ya que mi blog se alimenta de tus comentarios!!
Agradezco mucho los premios, porque sé que es un reconocimiento a mi blog, pero me falta tiempo para participar en cadenas.
Si eres nueva seguidora dímelo y te devolveré la visita a tu blog.
Muchas gracias!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...