viernes, 3 de febrero de 2017

Tarta de la abuela

Todos los años hago un recopilatorio de recetas especial el día de San Valentín y este año al recibir mi caja degustabox y ver la caja de galletas Cuétara me vino la inspiración de hacer la famosa tarta de la abuela, una receta súper conocida pero de la que aun no había hecho ninguna entrada en mi blog.
Quiero daros esta idea para que realicéis en San Valentín porque me parece muy fácil de hacer. Sé que me leéis muchos cocinillas y seguro que para vosotros esto esta chupado pero sé que también estáis leyéndome muchos que estáis empezando a aprender recetas o no cocináis habitualmente pero queréis sorprender a vuestra pareja por ser un día especial.
Pues esta receta está compuesta además de unos ingredientes facilísimos y económicos, que casi todos tenemos en nuestra despensa y que como veréis es súper fácil de hacer, se compone de galletas, crema pastelera y chocolate.

Ingredientes:
Para la crema pastelera:
500 ml de leche (o vasos)
4 yemas de huevo
5 cucharadas de azúcar (podéis añadir más si os gusta más dulzona)
1 cucharada colmada de harina de maíz
1 vaina de vainilla o una cucharadita de aroma de vainilla
Opcional: La cuarta parte de una barra o un poco menos de mantequilla
Para realizar la tarta:
Galletas napolitanas de Cuétara y yo he usado también una novedad que son bizcochitos napolitanas de mi caja Degustabox
Chocolate, una media tableta o podéis sustituirlo por chocolate en polvo.
Un chorrito de leche
Para decorar: 
Lo que más os guste, yo he usado corazones de gominolas, trocitos de galletas, mini-nubes.
Para montar la tarta:
Podéis usar cualquier molde desmoldable o de silicona, aros para emplatar o montarla en vasitos. Eso ya lo dejo a vuestro gusto. Lo típico de San Valentín es usar el molde de corazón pero a mí me parece que para esta tarta es más complicado de hacer al ser el montaje con galletas que tienen forma cuadrada, si el molde es cuadrado o rectangular es mucho  mejor. Como veis en la foto yo he usado unos moldes para emplatar medianos que vienen geniales para desmoldar fácilmente.

 Preparación:
Vamos a preparar primero la crema pastelera:
Os voy a dar una súper receta para hacer la crema pastelera en el microondas y veréis que maravilla, en cinco minutos la tenemos lista usando solo un recipiente.  Otro día voy a haceros una entrada con el paso a paso y fotos de esta crema pastelera para que veáis que fácil es de hacer.
Para ello colocamos todos los ingredientes excepto la mantequilla y la vaina de vainilla (si no usáis aroma) en un recipiente apto para microondas (yo uso uno que tiene tapa y me va genial).
Partimos por la mitad  la vaina de vainilla y raspando con un cuchillo sin sierra sacamos todas las semillas y las añadimos a los ingredientes anteriores.
Mezclamos todo bien con unas varillas o con la batidora.
Tapamos (si tenéis tapa sino no pasa nada) y calentamos el recipiente dentro del microondas a 800w durante 3 minutos.
Pasado el tiempo sacamos, removemos y volvemos a meter al microondas durante 1 minuto más y volvemos a sacar y remover.
Y así vamos repitiendo hasta que veamos que espesa la crema que suele ser muy rápido.
Una vez ha espesado a mí me gusta añadir un trozo de mantequilla que hará que al enfriarse sea más untuosa la crema y más fácil de manejar. Al remover la mantequilla la crema se hará más liquida pero no os preocupéis porque con un poco de frío espesara aún más rápido.
Cubrimos con papel film y enfriamos un poco en la nevera. Para esta tarta no hace falta dejarla horas enfriando, mientras no nos quememos al montar la tarta está bien porque luego meteremos la tarta en la nevera de nuevo y ya cuajara del todo la crema.

Para preparar la tarta:
Si tu molde no tiene base yo aconsejo poner papel film en el fondo.
Ahora vamos a ir haciendo capas de galletas y crema hasta la altura que queremos que tenga nuestra tarta. Yo como he usado bizcochitos napolitana al ser altos los he partido por la mitad.
Cubrimos todo el fondo del molde con las galletas ligeramente remojadas en leche (muy poco que se deshacen).
Encima añadimos una capa fina de crema pastelera, con una espátula o una cuchara la dejamos lo mas lisa posible.
Cubrimos con más galletas remojadas.
Calentamos en el microondas el chocolate a baja temperatura y una vez desecho le añadimos una cucharada grande de crema pastelera para que no quede muy duro en la tarta. Si lo hacéis con cacao en polvo es simplemente separar un poco de crema pastelera recién hecha y disolver el cacao en ella.
Cubrimos las galletas con una capa de chocolate y de nuevo añadimos galletas remojadas.
Y terminamos con una capa de crema pastelera.
Dejamos enfriar las tartitas en la nevera.
Cuando vayamos a servirlas las sacamos unos minutos antes, las desmoldamos con cuidado y las decoramos a nuestro gusto.
Ahora os quiero enseñar mi caja Degustabox que como veis en la imagen trae muchos productos sorpresa muy ricos y normalmente las novedades que salen al mercado de las marcas más conocidas.  A mí me encanta probar cosas nuevas pero a veces me pasa que no las compramos por tener la duda de si nos van a gustar o no, en este caso esta caja nos va genial para poder probar un nuevo producto de forma además súper económica.

Siempre trae productos variados para todos los miembros de la familia así todos quedamos contentos.

Si al ver mi foto y de todas mis cajas anteriores que podéis ir viendo en mi blog, os ha gustado mi caja sorpresa Degustabox y vosotros también queréis recibirla. Tengo una oferta exclusiva, con mi código: LCIHI  el precio final será de 9,99€ en vez de 14,99€  (gastos de envío incluido) para la primera caja. Y si queréis informaros más podéis hacerlo en su página web: http://bit.ly/BoxDB1, Twitter, Facebook e Instagram

1 comentario:

Tus comentarios me alegran el día!! Ya que mi blog se alimenta de tus comentarios!!
Agradezco mucho los premios, porque sé que es un reconocimiento a mi blog, pero me falta tiempo para participar en cadenas.
Si eres nueva seguidora dímelo y te devolveré la visita a tu blog.
Muchas gracias!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...